APOYO A LAS MUJERES DE LA ACUICULTURA CARIBEÑA

Con el apoyo de BioMar, Women in Caribbean Aquaculture (WiCA) y la organización ampliada de la Caribbean Aquaculture Network (CAN), la iniciativa de Juli-Anne Russo ha tenido un gran comienzo.

La educación avanzada en la región del Caribe, especialmente para las mujeres, es un reto. Muchas mujeres que desean convertirse en científicas marinas se marchan a América del Norte y Europa. Estas mujeres están ahora dispersas por el mundo, pero mantienen el deseo de traer sus conocimientos a casa para ayudar a hacer de esta zona un centro neurálgico de alimentos del mar.

Juli-Anne Russo fundó WiCA con la esperanza de unir a estas increíbles mujeres para ayudar a lograr un cambio positivo en sus países de origen.

"Hay tanto potencial en el Caribe para la acuicultura sostenible, y como una industria unida, impulsada por mujeres fuertes y otros de esta región, creo que no hay nada que no podamos lograr juntos". JuliAnne Russo, fundadora de WiCA y de la Caribbean Aquaculture Network.

 

"Creo que no hay nada que no podamos lograr juntas"

La industria acuícola caribeña, aunque relativamente subdesarrollada, está idealmente situada junto a uno de los mayores mercados de productos del mar del mundo: Norteamérica. Las aguas tropicales de la región pueden sustentar una gran variedad de alimentos de origen marino; sin embargo, para hacerla crecer se necesitan conocimientos e infraestructuras.

Además de aportar los fondos iniciales para poner en marcha WiCA y CAN, BioMar está promocionando la organización y a sus miembros, patrocinando su asistencia a varios eventos internacionales sobre acuicultura. También aportamos nuestra experiencia interna mediante la colaboración y el intercambio de conocimientos.

Estas increíbles y talentosas mujeres del Caribe están impulsadas por una profunda pasión por el medio ambiente marino, la mejora de sus países y la retribución a sus comunidades. En BioMar, tenemos la intención de apoyarlas en su viaje vital.