El mañana es un nuevo reto

Julie Bringedal, operadora de procesos de BioMar en Karmøy, Noruega.

En 2007, cuando Julie se incorporó por primera vez a la producción de BioMar en Karmøy, Noruega, sintió que no sería un lugar donde podría sencillamente relajarse y disfrutar de una vida cómoda.

“Empecé como aprendiz como parte de mi formación para ser técnico en química y procesos. En realidad me llevó algún tiempo llegar a entender los procesos principales. En algunos momentos llegué a dudar de si sería capaz de aprender todo el flujo de procesos en mi periodo de prácticas de dos años”, explica Julie.

“Llevo aquí desde 2007 y sigo enfrentándome a nuevos retos. Tras el periodo de prácticas, me contrataron como operadora de procesos y he ocupado un puesto interino como jefa de equipo. Y después de la baja por maternidad, regresé a mi antiguo equipo a tiempo parcial”.

“En realidad, si tuviese que aconsejar a un candidato cuando considere la posibilidad de trabajar en la producción de BioMar, le diría que este trabajo exige estar dispuesto a asumir responsabilidades, estar preparado para aprender continuamente y comprometerse en la búsqueda de soluciones a los problemas cotidianos, así como a los retos de producción más profundos. Si están preparados para todo esto, entonces BioMar es el lugar donde encontrarán seguridad laboral, una estrecha colaboración y compañeros que son algo más que una simple relación de trabajo”, concluye Julie Bringedal.