BioMar Australia arranca su producción con todos sus sistemas en marcha

BioMar Australia ha comenzado a producir alimentos para la acuicultura en sus modernas instalaciones de 40 millones de euros en Tasmania (Australia), lo que constituye una buena noticia para la industria acuícola local en un momento en que varios negocios enfrentan las restricciones operativas asociadas a COVID-19.

En una conferencia de prensa virtual, cumpliendo con las exigencias de distanciamiento social, el Ministro de Industrias Primarias y Agua, Guy Barnett, felicitó a BioMar por el logro de este hito. El director general de BioMar Australia, David Whyte, que estuvo presente durante el lanzamiento virtual, agradeció a todos los involucrados por ayudar a BioMar a entregar el proyecto en el marco de plazo y presupuesto previstos.

"Si bien actualmente no es posible celebrar formalmente nuestra apertura junto a nuestro equipo, clientes y comunidad, debemos agradecer a todos aquellos que han participado en dar vida a este proyecto. Ya estamos operando en Tasmania y estamos entusiasmados con la idea de aportar nuestra capacidad técnica y productiva a la industria acuícola regional", declaró Whyte.

"Ya se están probando nuestros productos en diversas especies en Australia y Nueva Zelanda, y estamos trayendo las mejores prácticas globales y conocimientos técnicos nutricionales de BioMar a nuestra región contribuyendo así a apoyar la innovación sostenible en la acuicultura".

Carlos Díaz, Director Ejecutivo del Grupo BioMar también asistió al evento de apertura virtual desde Chile y expresó el importante protagonismo mundial de BioMar Australia y de la industria acuícola local. "La acuicultura es una actividad en crecimiento a nivel global y se espera que su expansión se duplique para el año 2050. BioMar se ha comprometido a ayudar a Tasmania y a su región a desempeñar un papel importante en este cometido, apoyando a los piscicultores para que produzcan peces de acuicultura sanos, sostenibles e inocuos", afirmó Carlos Díaz.

En 2017 BioMar anunció sus planes de establecer la producción en Australia y, tras dos años de construcción, han empezado a salir los primeros pedidos de pienso para peces de estas instalaciones. La planta de producción producirá hasta 110.000 toneladas anuales de alimento para la acuicultura para apoyar a la industria piscícola de Australia y Oceanía. A pesar del coronavirus, la producción en la fábrica sigue su curso normal con la adopción de medidas de distanciamiento social clave para garantizar el bienestar de los colaboradores de BioMar.