Blue Impact es cumplir los objetivos climáticos

Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, ya que afectan a todos los países, en todos los continentes. En 2019, registramos niveles récord de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, concluyendo la década más cálida (2010-2019) jamás registrada en la historia de la humanidad. Las Naciones Unidas se dieron cuenta de que era un problema grave, que requería una acción rápida y publicaron sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los cuales el número 13, que aborda la acción climática. Este objetivo invita a las organizaciones de todo el mundo a unirse a la lucha por el clima, y estamos viendo cómo muchas de ellas se comprometen a llegar al neto cero a más tardar en 2050. La acuicultura ya tiene una de las huellas de carbono más bajas entre otras industrias de producción de proteínas y, por lo tanto, debería tratar de convertirse en líder en la lucha contra el cambio climático. Blue Impact es un paso importante para BioMar en nuestro compromiso por el clima, que ofrece la oportunidad a los acuicultores de tomar un papel de liderazgo y cumplir sus objetivos climáticos.    

Los alimentos tienen el mayor impacto medioambiental de la producción acuícola

Actualmente, el alimento puede representar hasta el 80% de la huella de carbono de la producción acuícola. Por ello, en BioMar, entendemos que, para ayudar a la acuicultura a luchar contra el cambio climático, debemos asumir un papel de liderazgo. Así, en un principio, una estrategia de alimentación con Blue Impact por el ciclo de vida completo del pez, ofrecerá un nivel global de Co2 por debajo de 2,0 Co2e. Al reducir la huella de carbono de nuestros propios productos, podemos lograr un cambio drástico en la reducción de la huella de carbono de los acuicultores y así promover el desarrollo sostenible de la industria. Con un nivel de 2,0, aún nos queda un largo camino por recorrer antes de alcanzar nuestra propia "zona azul" y lograr el verdadero éxito. Sin embargo, Blue Impact es un viaje y, a medida que avancemos en él, seguiremos reduciendo este parámetro, consolidando Blue Impact como uno de los alimentos con menor huella de carbono del mercado.

Para continuar reduciendo la huella de carbono de Blue Impact, tendremos que colaborar con las principales partes interesadas. La verdad es que, no podemos alcanzar nuestros objetivos solos. Estamos trabajando con nuestros proveedores de materias primas para detener la deforestación. Estamos investigando cómo podemos restaurar las tierras degradadas. Nos hemos aliado con para convertir el CO2 en carbono duradero. Tenemos que trabajar juntos para aumentar la eficiencia de la producción de alimentos y reducir las pérdidas de alimentos. Blue Impact nos ofrece la oportunidad de trabajar con los agricultores y estudiar cómo podemos no sólo reducir la huella de carbono en nuestras operaciones, sino también en el resto de la cadena de valor.  

Cómo reducir las emisiones de carbonos: alcance 1, 2 y 3

A medida que las organizaciones siguen comprometiéndose con la acción climática e instauran prácticas sostenibles, es necesario que sigan monitoreando sus emisiones de carbono. Para ello, el protocolo de gases de efecto invernadero es una gran herramienta, ya que clasifica las emisiones de carbono en tres ámbitos distintos que permiten a las empresas informar, controlar y reducir fácilmente sus emisiones de carbono. Dado que para las empresas es obligatorio declarar sus emisiones de alcance 1 y 2, han hecho todo lo posible para reducir las emisiones de aquellas fuentes. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el alcance 3 es el mayor responsable de la huella de carbono y, por lo tanto, también presenta el mayor potencial de reducción. Esto es especialmente cierto en la acuicultura, donde el alimento y el transporte son las principales fuentes de emisiones de carbono.

Para reducir las emisiones de alcance 3, las empresas tienen que buscar la colaboración de sus proveedores y compradores. Blue Impact ofrecerá a los acuicultores la oportunidad no sólo de reducir sus emisiones de carbono de alcance 3 en el corto plazo, sino también de asociarse con BioMar para seguir disminuyendo su huella de carbono de manera continua. Lo mismo ocurre para BioMar: tenemos que asociarnos con nuestros proveedores y compradores para lograr reducir nuestras propias emisiones de carbono de alcance 3, las cuales también son predominantes. Más del 90% de nuestras emisiones de carbono proceden del abastecimiento de materias primas. Así, Blue Impact materializa una relación ganar-ganar: es un producto que permite a BioMar ir reduciendo sus emisiones de alcance 3, a la vez que permite a los productores de salmones disminuir sus propias emisiones de carbono de alcance 3.

El “cero neto” o la neutralidad de carbono es un proceso

El panel internacional sobre el cambio climático ha fijado un objetivo claro para las organizaciones: ser "cero neto" para el 2050. En respuesta, muchas de éstas han establecido sus propios desafíos climáticos y estrategias para cumplir la neutralidad de carbono, esperando lograrlo para el 2040 o incluso el 2030. En los próximos 8 años, ya deberíamos haber reducido las emisiones al menos en un 50%. En BioMar, hemos declarado nuestras ambiciones para el 2030, siendo uno de nuestros objetivos reducir nuestra huella de carbono en un tercio para así lograr ser "cero neto" al 2040.

Uno de los objetivos de Blue Impact es disminuir el impacto medioambiental de la industria, lo que representa una gran oportunidad para muchos productores para reducir instantáneamente su huella de carbono, como parte de su estrategia para ser "cero neto". Además de ser la dieta con menor emisiones de carbono a la fecha, Blue Impact continuará evolucionando y mejorando en el tiempo. A medida que nos acerquemos a 2030, 2040 y 2050, la mejora continua de Blue Impact garantizará  su posición a la vanguardia de la sostenibilidad. Eventualmente, Blue Impact, se convertirá en la primera dieta carbono neutral, transformándose en una pieza clave en la estrategia de los productos que busquen acelerar su proceso hacia el "cero neto".

Al producir una de las proteínas más sostenible del mundo, la acuicultura está bien posicionada para convertirse en líder en la lucha contra el cambio climático. Como empresa de alimentos, BioMar es consciente de que debe asumir un papel de liderazgo para ayudar a la acuicultura en su lucha. Los alimentos pueden contribuir hasta el 80% de la huella de carbono en la producción acuícola y, por lo tanto, representan un área en la que los acuicultores pueden reducir drásticamente su impacto medioambiental. Blue Impact se lanzará como el alimento con menor huella de carbono hasta la fecha, la cual seguirá disminuyendo con el tiempo. Al utilizar Blue Impact, los acuicultores pueden reducir drásticamente sus emisiones de carbono de alcance 3, una pieza clave en su estrategia para lograr la naturalidad de carbono. Blue Impact está dirigido a los acuicultores innovadores, que desean alcanzar sus objetivos climáticos, asumir el liderazgo en la acción climática y transformar la acuicultura.