Powered by Partnership. Driven by Innovation.

Somos innovadores dedicados a una acuicultura global eficiente y sostenible. Comprometidos con la producción de dietas funcionales y de alto performance para  camarones.

Experiencia en la Utilización de Pre-Crías en el Cultivo de Camarón Blanco

En la actualidad el sector camaronero está pasando por un duro momento por la baja considerable de los precios a nivel de los mercados internacionales que consumen nuestro producto, además por el alto costo de ciertos productos utilizados para el cultivo del camarón blanco. Este problema ha permitido que todos los empresarios camaroneros vean el negocio de otra manera, que se analice paso a paso los procedimientos del cultivo y además los costos, logrando así la eficiencia que permita mantenerse y salir de este momento incómodo.

Analizando los costos, nos dimos cuenta de que no necesariamente el que produce más libras de camarón gana más dinero, sino el que produce una cantidad de libras de acuerdo con su capacidad, en un tiempo determinado, con un tamaño ideal, logrando un mayor número de corridas al año y un factor de conversión bajo, este es el que será más eficiente al final del ciclo (utilidad/hectárea/día).

Este criterio ha hecho que se vuelva a utilizar un paso muy importante en el engorde del camarón el cual es la utilización de pre-crías. Durante la implementación de estas hubo demasiados problemas ya que aún no conocíamos las variables que enfrentaríamos implementando este proceso, lo que nos llevó a realizar varias pruebas que costaron algunas corridas hasta llegar al punto de resolver todas nuestras interrogantes y conocer nuestro verdadero potencial de producción.

El éxito de las pre-crías en nuestro sector va basado a los siguientes pasos:


LARVA:
Siembra Máxima en las pre-crías de 800.000 a 900.000 animales por hectárea. Selección de larva en laboratorio libre de IHHNV, EMS, cargas bacterianas dentro de lo establecido. Tamaño de larva a recibir en pre-cría de 250 a 300 larvas por gramo.

AIREACIÓN:
Aireación a razón de un aireador por hectárea (13 paletas a Diesel).

PREPARACIÓN DE SUELO:
Análisis días antes de sembrar donde pueda biorremediar si es necesario (Materia orgánica, pH, carbono, nitrógeno).

LLENADO:
Nivel mínimo de siembra el 70%. Análisis de química (pH, amonio, amoniaco, nitrito, fósforo, alcalinidad), en lo cual se realizan tratamientos dependiendo del resultado. Fertilización si es necesario hacerla, ya que en nuestro medio contamos con aguas muy cargadas y en ocasiones la cantidad de algas son muy elevadas.

ALIMENTACIÓN:
Se han establecido tablas de alimentación en donde la regulación está dada cada 3 días y la evaluación de consumo lo hacemos a partir del día 10, donde se puede realizar observación de lípidos del camarón, además revisión de fondos y aguas cargadas por exceso de alimento balanceado. Los días establecidos para la pesca de la pre-cría es de 25 días. Además de todos estos pasos se debe realizar la desinfección con ácidos orgánicos al agua para bajar cargas bacterianas y luego la aplicación de probióticos se realiza de manera semanal.

PESCA:
En la pre-cría se adaptó un sistema de cosechero dentro de la misma, donde nos permite sacar el juvenil sin ningún problema. El medio de transporte que se adaptó a nuestro sistema de transferencia fue la moto, en donde a través de baldes sin agua se lleva la larva a la piscina de engorde a razón de 5 libras máximo. Llega a piscina de engorde y antes de sembrar se realiza el peso del producto. En cada momento de la transferencia se realizan diversos pesos para ver el tamaño promedio del juvenil y poder tener cálculos más exactos al momento de sembrar una piscina de engorde. Se debe realizar textura al juvenil a cada momento. Cuando se vaya a sembrar el juvenil en la piscina de engorde se lo hace en una cama de malla con medida de 2 metros cuadrados a 10 cm de profundidad desde la superficie, esto nos ayuda a que la larva que llegue muerta se quede en ella y nos permita al día siguiente saber el porcentaje de mortalidad promedio que se obtuvo en el proceso de transferencia.

Todo este proceso nos ha permitido evaluar cada corrida y sacar de mejor manera nuestra estadística de cada pre-cría y piscina de engorde, dando resultados por encima de nuestras expectativas.

Resumiendo podemos destacar que en la actualidad para poder ser económicamente rentables se debe obtener camarón más grande en menos días, además obtendremos mayor número de ciclos al año que se resume a mejor utilidad/hectárea/día.

Ing. Germán Machuca Pérez.