Mañana será un nuevo desafío

Julie Bringedal en la planta de BioMar en Karmøy, Noruega.

En el corazón de BioMar están nuestros operadores de procesos.Son los que salvaguardan la calidad y controlan que el proceso se ajuste para asegurar la óptima combinación entre las materias primas, las recetas y las condiciones de producción, siempre cambiantes. A Julie Bringedal le gusta este trabajo.

"Desde el exterior el proceso de producción en BioMar puede parecer muy sencillo y automatizado. Pero como yo lo veo; cada mañana es un nuevo desafío. Dos días nunca son lo mismo y se espera que los empleados de la producción asuman responsabilidad y resuelvan una amplia gama de problemas técnicos ", dice Julie Bringedal.

Cuando Julie entró al área de producción en BioMar en Karmøy, Noruega, por primera vez en el 2007 sintió que éste no sería un lugar donde ella podría simplemente inclinarse hacia atrás y disfrutar de una vida fácil.

"Empecé como aprendiz como parte de mi educación para ser un técnico en diferentes aspectos químicos y de los procesos. Realmente me tomó un tiempo entender los procesos principales. En algunos momentos dudé de que fuera posible aprender todo el proceso dentro de mis dos años de formación ", explica Julie.

"He estado aquí desde el 2007 y sigo siendo desafiada día a día. Después de mi período de entrenamiento, fui empleada como operador de procesos y he estado en una posición interina como jefe de equipo. Y después de tomar la licencia de maternidad volví a mi viejo equipo a tiempo parcial ".

"En realidad, si debo dar algún consejo a un candidato cuando él o ella considere trabajar en la producción en BioMar: Este trabajo requiere que usted esté listo para asumir la responsabilidad, estár dispuesto a aprender continuamente y participar en la búsqueda de soluciones a los problemas cotidianos, así como desafíos de producción más profundos. Si está listo para esto, entonces BioMar es el lugar donde encontrará seguridad en el trabajo, una fuerte cooperación y colegas que llegarán a ser algo más en su vida que una simple relación de trabajo ", concluye Julie Bringedal.